nâo é por acaso Luis

nâo é por acaso Luis: (www.astormentas.com)
Poema ao acaso


sábado, 5 de agosto de 2017

de corta idade

 - Pois como todo, sendo novo. 
A cabeza tarda en virlles.




- Quererás dicir padriño.

E/.-05.08.2017.-/-P/.-/-K/-(11.08>17.08).- ( )/

quinta-feira, 3 de agosto de 2017

Homes de pouca fe

Pero cómo, Xaquín?

Se o teu proprio xornal, hoxe mesmo, 
en titulares de portada, diz:


e onte:

Galicia, la comunidad donde más cayó el paro



- Entón é como di Xaquín, 
o "culebrón" do verao é o emprego, 
e Neymar morrerá de saudade, non é?

- Neste caso, ollo! só neste caso, 

atrapállase o Marín:
Em París non vai ter tempo para morrer, 
como non for como eu penso.
*

La Xunta   denunciará  cualquier acto de  apología del franquismo        en el pazo de Meirás

Xaquín Marín jueves, 3 de agosto

E/.03.07.2017.-/-P/.-/-K/.- ( )/

terça-feira, 1 de agosto de 2017

Venezuela, por qué?

http://www.lasportadas.es





*
La votación golpista de Maduro desata la violencia en Venezuela

Demonio Colorao  A Coruña  HACE 2 HORAS.

Votación golpista, nuevo oxímoron de los medios del régimen.

" ... Maduro podrá cometer errores, sin duda, pero es presidente electo. Golpe fue lo que pasó en Honduras, o en Brasil, y no veo a este medio haciendo ese tipo de críticas. Por cierto, ayer la oposición realizó un atentado contra la policía venezolana.

No he visto que La Voz acuse de acto terrorista. "

 Venezuela, tras el contundente resultado del plebiscito, ¿qué?

*

¿Por qué Venezuela?

Andrés Piqueras, Profesor de Sociología de la Universidad Jaume I de Castellón

¿Por qué a Albert Rivera, a Rafael Antonio Hernando, a la jerarquía del PSOE y al conjunto de los medios de difusión masiva de España les preocupa tanto Venezuela?

¿Por qué no les preocupan los líderes sociales, campesinos, indígenas, que son asesinados todas las semanas en Honduras, tras el golpe de Estado que dieron allí y que España legitimó? ¿Por qué no les incumbe la violación sistemática de los derechos humanos que ocurre en Guatemala, Colombia, Perú, Paraguay (otro golpe de Estado mediante) o Panamá? ¿Por qué ni al señor Rivera, ni al señor Hernando ni a Pedro Sánchez les preocupa la salvajización social que lleva a cabo el Estado mexicano, incompatible con cualquier viso de democracia? ¿Por qué tampoco ni les hace pestañear el deterioro brutal de las condiciones de vida en Brasil y Argentina, tras los “golpes blandos” efectuados contra sus democracias?


En Chile hay decenas de presos políticos mapuches. En muchos países del mundo las cárceles están llenas de presos políticos (en otros lugares, como varios de los nombrados, no hay tantos presos políticos porque a los activistas sociales, a los disidentes, se les mata directamente). Pero a nuestra brutal elite política sólo le interesa uno: Leopoldo López. Una persona que en España estaría encausada incluso antes de la “Ley Mordaza” por incitar a la rebelión, a la sedición y al levantamiento militar contra el orden establecido. Y que, a diferencia de lo que podría hacer aquí, sigue lanzando mensajes de rebelión, sedición y levantamiento militar desde su arresto domiciliario (¡curiosa dictadura que permite eso!).


Venezuela es un país extraño, ha padecido históricamente un capitalismo parasitario y rentista, sostenido sobre un solo producto de exportación primario que impregnó todo el entramado social e institucional, conformando un Estado-petrolero proverbial, de esencia clientelar. Generó, en consecuencia, una población alienada en torno a la renta de aquel

producto y sus actividades derivadas, así como una estructura económica ultradeformada, con una evolución anómala de las fuerzas productivas y de las consiguientes relaciones sociales de producción.

La herencia de esta economía no productiva ha sido una muy alta exclusión social, desempleo y pobreza extrema para grandes capas de la población. Pero entonces sus gobernantes eran “demócratas”, bien tratados por nuestros medios de destrucción cerebral masiva (también llamados “de comunicación”), y Carlos Andrés Pérez, que mató a su población a discreción, era amigo íntimo de Felipe González, el mismo que hoy llama veladamente al alzamiento militar contra Maduro.


Venezuela ha celebrado 19 elecciones en los últimos 15 años, con el sistema de recuento electoral “más avanzado del mundo”, según la Fundación Jimmy Carter.


La oposición, conocida como “escuálida” en Venezuela a tenor de sus 11 severas derrotas electorales seguidas, desde 1998 hasta el referéndum de diciembre de 2007, se apoya por supuesto en Estados Unidos y en el conjunto de instituciones y países capitalistas centrales, que tienen especial interés en destruir (una vez más) el proyecto bolivariano no sólo en Venezuela sino obviamente en el conjunto de América Latina.


Entre sus fuerzas cuenta, ¿cómo no?, con el fervoroso apoyo de la neo-socialdemocracia internacional, y muy en concreto de la española, con palmarios y sustanciosos intereses en el país. También tiene de su parte la llamada “guerra de cuarta generación”, por la que medios de difusión nacionales e internacionales (entre los que ocupa un destacado papel el Grupo Prisa) se muestran en continua y ultra-agresiva campaña en contra de un gobierno legítimo que ha osado desafiar parcialmente los aparentemente intocables principios de la acumulación capitalista.


En conjunto, la estrategia opositora no por burda y manida es menos peligrosa. Se puede resumir como sigue.


1ª etapa: de ablandamiento empleando la guerra de 4ª generación (Operación desencanto). Desarrollo de matrices de opinión centradas en déficit reales o potenciales del proceso de transformación. Cabalgamiento de los conflictos y promoción del descontento. Promoción de factores de malestar, entre los que destacan: desabastecimiento, criminalidad, fuga de capital y manipulación del dólar paralelo, paro de transporte, parálisis de servicios esenciales.


2ª etapa: de deslegitimación. Impulso de campañas publicitarias en defensa de la “libertad de prensa”, “derechos humanos” y “libertades públicas”. Acusaciones de totalitarismo y pensamiento único. Fractura ético-política.


3ª etapa: de calentamiento de la calle. Fomento de la movilización de calle con amplios medios proporcionados por EE.UU. y la UE, entre otros. Elaboración de una plataforma de lucha que globalice las demandas políticas y sociales. Generalización de todo tipo de protestas, resaltando fallas y errores gubernamentales que han sido provocados por la propia guerra económica y social opositora. Organización de manifestaciones, trancas y tomas que radicalicen la confrontación, incluyendo asesinatos selectivos como ya ha ocurrido.


4ª etapa: de combinación de diversas formas de agresión (pacificas, violentas y armadas), acciones de calle y operaciones encubiertas. Organización de marchas y tomas de instituciones emblemáticas, con el objeto de coparlas y convertirlas en plataforma publicitaria. Desarrollo de operaciones de guerra psicológica y acciones armadas (con el invaluable apoyo de paramilitares colombianos) para justificar medidas represivas y crear un clima de ingobernabilidad. Impulso de campaña de rumores entre fuerzas militares y tratar de desmoralizar los organismos de seguridad.


5ª etapa: de fractura institucional. Sobre la base de las acciones callejeras, tomas de instituciones y pronunciamiento militares, se obliga a la renuncia del presidente. En caso de fracaso, se mantiene la presión de calle y se vira hacia la resistencia insurreccional. Preparación del terreno para una intervención militar extranjera o el desarrollo de una guerra civil prolongada. Promoción del aislamiento internacional y el cerco económico al país.


De las pruebas “democráticas” de la oposición burguesa venezolana hablan los (coordinados) furibundos y, a veces, mortíferos ataques a quienes han organizado actos en favor del proceso bolivariano en cualquier lugar del mundo.


Si la oposición venezolana tiene mayoría en el Parlamento hoy es porque ganaron las últimas elecciones legislativas (¡qué dictadura tan extraña la venezolana!). Pero no fueron elecciones presidenciales. Por eso sigue Maduro. Y lo que éste quiere llevar a cabo es un referéndum para hacer un nuevo proceso constituyente que avance en los logros democráticos del proceso bolivariano. Se podrá estar de acuerdo o no con la oportunidad del mismo, pero se trata sólo de votar.


Si tan segura está la oposición de sí misma, ¿por qué le tiene miedo a votar?


Cuando se tocan los privilegios y dispositivos de poder de la burguesía nacional y transnacional, por poco que sea, te conviertes en una malvada dictadura. No importa las elecciones que hagas. Todos los señores Rivera, Hernando y González del mundo te atacarán, mientras se dan abrazos con quienes de verdad destrozan sociedades (y mientras a menudo las versiones progres de nuestra política miran para otro lado cuando les preguntan por Venezuela, porque no se atreven a defender ni sus logros ni su importantísimo papel en la integración latinoamericana y en las luchas de los pueblos).


¿Qué haríamos aquí si alguien llamara a desconocer al gobierno salido de las urnas, a preparar un levantamiento social, a incitar al ejército a sublevarse? Fíjense la que está montando el Gobierno español sólo porque el Gobierno catalán ha llamado también a otra consulta popular.


¡Vivan los demócratas!



https://salirdeleuro.wordpress.com/2017/07/28/por-que-venezuela/
.............

Estados Unidos impone sanciones económicas al "dictador" Maduro

Más de 8 millones de venezolanos votan a pesar de los focos de violencia opositores

Gana la democracia en Venezuela

La foto de un atentado terrorista en Caracas que convierte en represor a la víctima

Venezuela cree que las noticias de medios españoles rozan la "apología del terrorismo"

España se niega a reconocer los resultados de las elecciones


E/.31.07.2017.23:59.-/-P/.-/-K/.- ( )/

quinta-feira, 27 de julho de 2017

Desexos pendurados

"nun país xusto"

El portavoz de En Marea, Luís Villares 
coloca un deseo en el árbol 
que simboliza los deseos de la formación política en el parque de Vista Alegre 
tras el mitin celebrado en Santiago por el día de la patria gallega - FOTO: OSCAR CORRAL


El portavoz de En Marea apela a "construir una alternativa de esperanza"
*



*


.

Antón Sánchez apuesta por "renovar el compromiso" con las mareas locales 
en un acto lúdico en la capital gallega al que no faltó Beiras
*


S.G.gal: O alcalde de Ferrol, Eva Solla, Xabier Ron e Pilar Díaz  Foto: Esquerda Unida

Esq Unida reivindica la memoria "para tener futuro" 
*


En medio de la marejada generada por la ausencia de Podemos en el plenario de En Marea, 
J C Monedero,  aseguró ayer: 
«Hay mucha gente que no entendió nuestra generosidad 
en un momento determinado a la hora de incorporarnos al proceso de En Marea, 
un proceso que se tenía que haber hecho de otra manera» 
*

FOTO: E.C.G.
Fotografía facilitada por el partido de la secretaria xeral de Rianxo del PSdG-PSOE, Mari Carmen Figueira, (d) la presidenta de la gestora del partido Pilar Cancela, (izq) y la vicesecretaria xeral do PSOE, Adriana Lastra, tras la ofrenda ante el busto de Castelao, dentro de las celebraciones del Día de Galicia, esta mañana en Riaxo - FOTO: EFE
El PSdeG hace un llamamiento al "cambio de inquilino" 

*
FOTO: E.C.G.- magen de la concentración con motivo del 25 de xullo en A Quintana - @rubencela/twitter

Manifestación do BNG: máis de 20.000 persoas 
pola "nación que compartimos"
*
abanhos •
O dia da pátria deveria ser convocado por uma instituição não partidária, e ser unitário de todos, e logo cada uma que faça os seus jantares ou festejos partidários que quiser.
Assim é uma vergonha, começando pelo BNG e o seu afã de usar isso como termómetro partidário e não como fazer país... e a partir de aí vem esse rosário doido de convocatórias em vez de afirmarmos a unidade.

Luar Oir  a abanhos 
O primeiro que teñen que facer é poñerse de acordo entre eles, que andan como a cabra e o coitelo e aínda non se sabe ben quen é o voceiro. Nunha gaiola de grilos coma esa xa me dirás con con quen hai que falar para iso da posible unidade.

Luar Oir  a abanhos •
Ou sexa que a culpa de que non se manifestaran ata o de agora os mareantes tamén a tivo o BNG. Está ben sabelo.
Aínda que eu penso que eles non queren facela unitaria (como non quixeron facer unha candidatura
unitaria para ter Grupo propio en Madrid) por falta de nacionalistas nas súas filas e non contar co quórum suficiente. Pero diso tamén terán a culpa o BNG, e sobre todo a UPG.

Quen fai país e mira por el podemos velo nas propostas para a nosa nación que facía o BNG no Congreso dos Deputados en Madrid e as que fan agora eles, que non se sabe si representan a Andalucía, Estremadura ou outra rexión española calquera, xa que so están alí para votar o que lles manda o coletas da Complutense. Para iso querían o voto galego.
Iso si que divide e da vergoña. Polo menos a min.

Medúlio •
Isso vai ser o dia nacional da Galiza ou o Tanabata?.

http://www.sermosgaliza.gal/articulo/politica/marea-celebra-vez-primeira-acto-propio-no-dia-da-patria/20170719173149059653.html
E/.-26.07.2017.15:55.-/-P/.-/-K/.- ( )/

quarta-feira, 12 de julho de 2017

Se eu fose catalán, ou mesmo um andaluz como Lucas...

Cataluña, en las conciencias



diada.
Conozco, por anticipado, que este post puede ser motivo de polémica. Que puede no gustar, y hasta enfadar, a personas que tengo y me tienen por amigo. Lo asumo.
Cuando hace siete años empecé a escribir e intervenir en las redes sociales y tener mi propio blog, venía del silencio forzado y mafioso que me habían impuesto los medios informativos de mi ciudad. El director de uno ellos me llego a confesar que “rebasas el límite crítico que mi periódico y esta ciudad están dispuestos a admitir”.
Empecé a escribir para poder expresar mis opiniones, contagiadas por el virus de la militancia de izquierdas, pero sin obediencias ni servidumbres a nadie, porque habiendo pagado un alto precio por ello, no las tenía.
Tengo la fortuna de haber tenido, en mi adolescencia, una reglada y metódica formación marxista. Alguien, que a pesar del tiempo transcurrido aún no puedo citar se encargó de ello. Cuando los muchachos de mi edad leían tebeos yo leía a Hegel, Comte, Fichte, Feuerbach, Engels… y a Marx.
Soy marxista no de vocación sino de formación, algo que ha frenado mi tendencia genética a la anarquía. Mucha gente se declara marxista y no han visto, ni de lejos, un libro de Marx.  Digo todo esto porque en su método de análisis de la realidad, Marx se declaró contrario a los nacionalismos. Los valoraba como un instrumento de las burguesías para desarrollar su poder y sus economías.
Esto fue rigurosamente cierto en su época y en su contexto. El feroz nacionalismo antagónico entre Francia, Alemania e Inglaterra empujó a dos guerras mundiales con el tristísimo saldo de 250 millones de muertos.
Al terminar la llamada “Segunda Guerra Mundial” –en realidad fueron sólo una- se desarrolló en todo el mundo, especialmente en Asia y África un proceso descolonizador donde, precisamente, los nacionalismos no burgueses cambiaron el mapa del mundo. India se independizó de la Gran Bretaña por un esfuerzo gigantesco de cultura e identidad, encabezado por personas como Mahatma Gandhi. China se quitó todas las influencias occidentales en los estados y ciudades de la costa, sin el menor apoyo de las llamadas burguesías, aliadas, en este caso con los intereses extranjeros.
Todos los estados de África recobraron su “nacionalidad” con un proceso similar, millones de desarrapados expulsaban al imperialismo, aliado también con las burguesías económicas locales.
Asistimos estos días a una descalificación, supuestamente ideológica, del proceso soberanista de Cataluña. Vocablos y propaganda superficial, anatemas de la derecha por el rompimiento de la “Unidad Nacional” y de la izquierda, por apriorismos de clase.
Marx, nos dio, precisamente, una herramienta para analizar la realidad: el materialismo dialéctico. ¿Es la burguesía la impulsora del llamado “proces” en Cataluña? Nada más lejos de la realidad. Los llamados “convergentes” de Pujol y Más no eran soberanistas, eran “catalanistas folclóricos”. Su soberanismo es cosa de hace tres días. Precisamente como casi única salida para tapar la corrupción generaliza y compartida que tenían con los gobiernos de Felipe González y Aznar, de rancio centralismo castellano-estepario.
He tenido la oportunidad de conocer de cerca la realidad de Cataluña. El soberanismo es, pura y simplemente, un movimiento transversal, que afecta a la mayoría de las capas sociales, culturales y económicas. Es la reafirmación de una identidad, antagónica de lo español y lo castellano desde el fondo de la Historia y del Medievo que se articula en el asocianismo: el vecinal, cultural o de ocio.
Con una visión simplista, temeraria e irresponsable,  el Estado Central viene ignorando la produnda realidad de este sentimiento. “Bombardéalos cada veinte años” dijo una personalidad tenida de “izquierdas”
Las dos regiones más industrializas del país, Cataluña y Euskadi, eran –y son- lógicamente las de mayor riqueza. Euskadi se agenció, aún en el franquismo, una foralidad fiscal diferente. “Su dinero para ellos”. Cataluña no. Y de esta forma, su aportación al PIB nacional es superior a lo que recibe. Con una cierta lógica si no estuviera, como está, basada en el abuso. Los “servicios” de Cataluña están en mucho peor estado que los demás.
Por ejemplo, su parque eléctrico, su red de distribución y potencia,  está obsoleto. Los transformadores, interruptores y centrales de Cataluña son antiguos y desfasados. No soportan la carga. Hace unos años hubo un apagón que duró una semana. ¡Un milagro! Un milagro que no haya uno cada mes. He trabajado cuarenta años en una empresa eléctrica y se de lo que hablo.
Millones de catalanes tienen que pagar a diario el uso de autopistas. Las concesiones administrativas son eternas, y muchos trabajadores tienen que incluir en sus gastos mensuales una cantidad para unos peajes que son prácticamente obligatorios.
Los transportes públicos en una concentración urbana como el “Gran Barcelona” de cuatro millones de habitantes son una vergüenza. Las que llaman “Rodelias”, los trenes de cercanías,  tienen unos vagones, unas locomotoras,  de desecho, los trenes se retrasan, se rompen, y la gente viaja hacinada, con el riesgo cierto de llegar tarde a sus trabajos.
Por comparar. He viajado de Madrid-Atocha a San Fernando de Henares, en verano, con aire acondicionado, en un tren de lujo, que a media mañana estaba vacío y que mantenía intacta su frecuencia. El agravio ofende a la vista y a las personas.
Las compañías aeronáuticas que establecen destino u origen en el aeropuerto de Barcelona, se ven obligadas a hacerlo también en Madrid, por imperativo legal. El 80 por ciento de las becas universitarias que se conceden en España son para el área de Madrid.
En definitiva, el más feroz nacionalismo, burgués y económico que hay en España, es el nacionalismo centralista madrileño. Y no lo denuncia casi nadie. Ni los sesudos izquierdistas, marxistas de pacotilla.
En ejemplo, casi folclórico de esta realidad, que dura ya tres siglos.  Me lo contaba una persona muy cercana a los hechos.  El proceso de contratación del futbolista Alfredo Di Stefano por el Real Madrid. Di Stefano jugaba en un equipo de escaso nivel, el Millonarios de Bogotá. Estaba cedido hasta un treinta de junio por el equipo de su propiedad, el River Plate argentino. El  FC Barcelona lo contrató negociando un traspaso con su legítimo propietario. Enterado Bernabeu,  contrató al futbolista cuando faltaban cinco días para ese treinta de junio. El asunto se planteó como un pleito entre las dos entidades. Para dirimirlo, Franco convocó al famoso “diálogo en una mesa” a los dos presidentes, Martí y Bernabeu, junto a un falangista de pro y hechos, Elola Olaso. Elola llegó a la mesa. Se descolgó el pesado cinto que llevaba en  la cintura y sacó un pistolón que llevaba en él y lo puso encima de la mesa. ¡Venga, a “dialogar”!  Una decisión salomónica: jugaría una de cada una de las cuatro temporadas que estaba contratado en uno de los dos equipos. Empezando, naturalmente, en el Real Madrid.
Antes de que acabara esa primera temporada, Martí, y Carreto (que lo había sucedido en la presidencia) comenzaron a recibir presiones en sus empresas de importación textil. En anónimos le dijeron que no iban a exportar ni un metro de tela. Ante argumentos tan “poderosos” renunciaron a sus derechos sobre el futbolista.
El símil vale para el momento actual.  Elola-Rajoy invita a “negociar”, saca su pistolón (La Constitución y el TC obejuno y afecto) y dice: ¿Qué negociamos? El president de turno se arruga. Viene Soraya y dice cual vaquero de saloon, “¡En veinticuatro horas tumbo lo que acordéis! ¡España y yo, somos así, catalanes!
La imagen es consecuencia de una larga deriva. La  representa, mejor que nadie, Esperanza Aguirre, delante de una mesa de firmas en la Gran Vía madrileña: ¡Una firmita CONTRA los catalanes! El PP, por motivos electoristas, jugó la baza primaria de enfrentar a Cataluña con el resto de “fieles”. Les daría un puñado de votos. El monstruo creció y hemos llegado, entre la inopia y la absoluta falta de imaginación, la anulacion de un Estatut aprobado por todo el mundo, incluido el Parlamento Nacional, declarado “inconstitucional” por una peña de jueces amigos del PP cuando, por ejemplo, el Estatut valenciano era y es idéntico.
No soy catalán. Soy andaluz, y a mucha honra, que se diría en el lenguaje de la calle. Andalucía es mi patria y mi identidad. Y llevamos sufriendo el mismo o peor maltrato de la llamada pomposa y demagógica “Unidad de la Patria”. La riqueza fundamental de Andalucía es la agraria. Y el 90 por ciento de su propietarios, viven en la Gran Vía, sin dignarse pisar nunca “sus posesiones” y declarando su renta –si es que lo hacen- en la capital de “su” España.
Para nada me siento “patriota” de esta patria de señoritos engominados, con la banderita en la muñeca,  que evaden sus impuestos, los ocultan en cuentas en Suiza, Jersey o Panamá y que se les enervan las venas del cuello gritando. ¡Vi-va-Es-pa-ña!
Siendo como soy, cercano a Podemos e izquierda Unida, y a pesar de ello,  estoy sin ambages con el proceso soberanista de Cataluña. ¡Ya está bien de colonialismos!
¡Votaría, y votaría sí!

Acerca de lucasleonsimon

Nací en Córdoba en agosto de 1947 en el seno de una familia republicana, represaliada por el franquismo. A los catorce años comencé a trabajar en la empresa Cenemesa, más tarde Westinghouse y más tarde ABB. Me inicié en el sindicalismo y la política clandestina, al mismo tiempo. Fui concejal del Ayuntamiento de Córdoba entre 1983 y 1987, en el gobierno de Julio Anguita. Desde 1985 he ejercido el periodismo de opinión en medios como Diario 16, Nuevo Diario de Córdoba, La Tribuna, La Información, Diario de Andalucia y Agencia Efe.










Lorenzo Gómez Cánovas dijo:
Magnifico articulo Lucas, soy hijo de murcianos tengo 77 años y he pasado por todo el escalafón de la represión franquista conocida, en Cataluña donde nací, en Barcelona, y el día 1 de Octubre votare SI, (si nos dejan votar).

https://lucasleonsimon.wordpress.com/2017/07/09/cataluna-en-las-conciencias/



E/.-12.07.17.01:07.-/-P/.-/-K/.- ( )/

quarta-feira, 21 de junho de 2017

Pegadas no Orinoco

Manuel Silva compartiu a foto de Antonio Silva García.
Muy buen recuerdo de papá, no la tenía, gracias Antonio
Antonio Silva García actualizou a súa foto de portada.
https://www.facebook.com/manuel.silva.75641297/posts/10213131689307588

Manuel Silva  
18 Xuño ás 9:29 ·

CARAJO COMO TE AÑORO!

Va de anécdota; cuando se requería ser jodido, "¡eras jodido!", no podía ser menos, carajito de 16 años en aquel pueblito pequeño de pescadores a comienzos de la posguerra en tu Galicia natal, mi abuela te preparó tu maleta y saliste a navegar por primera vez, eran tiempos difíciles y tu caracter se forjó en esos mares que navegaste y tuviste que hacerte hombre rápidamente, en este preámbulo solo quiero reflejar esa impresión que dabas de rudeza, siendo en el fondo una persona con grandes dotes humanistas e intelectuales que aprovechó en su niñez y pubertad el concurso de maestros como el Sr. Alvaro y una pasantía por el Convento de Franciscanos que en Louro, tu pueblo natal, aprovechaste la copiosa biblioteca de ese Convento para hacerte de un bagaje cultural que te llevó a experiencias como la fundación de la Revista Cultural del Centro Gallego de Ciudad Bolívar, pertenecer al equípo de columnistas del Diario El Bolivarense y ya en el ocaso de tu vida co-redactor y colaborador de un periódico semanal de gran tiraje, además de una cantidad de artículos y poemas inéditos en castellano y muchísimos en tu querido idioma gallego que algún día (eso espero), se puedan publicar.

Entre las inquietudes de tu prolífica existencia, llegaste a ejercer trabajos tan diversos como curiosos, ejerciendo incluso la secretaría de cultura del Sindicato de Hoteles, Bares y sus Similares del Estado Bolívar que te sirvió de enlace para tu vida política, colaborando con el Partido Comunista de Venezuela fundas con mi madre y un grupo de republicanos españoles exiliados el Movimiento "LIBERTAD PARA ESPAÑA" que corrió con la misma suerte que el PCV y el MIR al ser declarados partidos clandestinos por el gobierno adeco de Rómulo Betancourt.

Aquí comenzamos después de este largo rodeo la anécdota prometida al comienzo de la crónica. En esos tiempos difíciles mi viejo y dos socios tenían en concesion de la CREOLE dos estaciones de servicio y papá estaba al frente de la Estación de Servicio ATLAS en el Paseo Meneses de Ciudad Bolívar, tanto los dos socios como papá clandestinamente eran enlaces del PCV y a la Estación de Servicio se presentaban activistas políticos que mediante una contraseña mi papá inmediatamente en su vehiculo los llevaba algún punto de la ciudad y allí terminaba su accionar en ese correaje secreto que formaba todo un entramado político militar que involucraba a las FALN brazo armado del PCV.

Tendría yo como diez u once años y en esos examenes semanales que hacían en el Grupo Mérida de Ciudad Bolívar, obtuve una mala calificación y el viejo además de la consabida coñiza me llevó para la Bomba y como castigo me ponía a trabajar con los bomberos expendiendo gasolina, yo trataba que el no se diera cuenta que yo con eso gozaba una bola.

Yo lo que hacía era joderle la vida a Saturnino el bombero y a los obreros que allí laboraban. De repente, se para un Jeep verde al frente de la oficina de papá y bajan cuatro hombres, dos de ellos eran amigos de papá, ganaderos de la región descendientes de españoles y clientes de la bomba, desde ese mismo instante ya no tuve contacto con papá, traté de pasar a la oficina y uno de los hermanos me dijo, "¡hijo, vayase para la isla!", se refería a la isla de los surtidores de gasolina, pasaron como dos horas y ellos estaban registrando la oficina y al rato salen y montan a papá en el Jeep verde y se lo llevan no sin antes que papá me gritara, "¡Manolo, cierra la bomba y llévale la llave a tu madre!", eran como las cinco de la tarde, cerré la bomba y Aquiles el engrasador, me llevó a casa en el carro de papá. Acababa de ser testigo de como el SIFA y la DIGEPOL se llevaban a mi viejo, cosa que no me quedaba muy clara puesto que los dos hermanos españoles y ganaderos eran habitúales de la bomba y amigos de papá, luego me enteré que además pertenecián al SIFA y actuaban en conjunto con el consulado franquista del Estado Bolívar venían siguiéndole el rastro a mi viejo hasta que lo detuvieron ese día.

Una vez en casa, mi mamá me pregunta extrañada al no ver a papá que donde estaba y yo algo confundido le dije, "¡ya viene!" y me encerré en el baño estallando en llanto, en eso entra mamá y me ve llorando y me grita "¿que le pasó a tu papá?", solo llegué a balbucear, "¡creo, que se lo llevaron preso!", decirle eso a la vieja y llamar al socio de papá que vivía al lado fue una sola cosa e inmediatamente, nos activamos junto con mis hermanos y empezamos a botar al Rio Orinoco que quedaba a una cuadra de nuestra vivienda toda una inmensa cantidad de propaganda política del PCV,  de las FALN y de LIBERTAD PARA ESPAÑA y no quedó rastro ni de un papelito clandestino.

A las doce de la noche, traen al viejo esposado y allí pude constatar lo arrecha que era Elena García, mi madre, quien le espeta a la comisión que lo llevó a casa para el allanamiento de rigor, "¿Qué pasó con mi marido?", "¿Por qué lo traen esposado?" y dirigiendo la vista hacia papá y al que dirigía la operación, le grita a este último "¿es el acaso un ladrón?", ese acto de valentía hizo que le quitaran las esposas a mi padre y el descenlace del allanamiento se hizo con mucho respeto, tengo que reconocerlo.

Una equivocación en la contraseña que aquella comisión de la policía política cometió al momento de cruzar las primeras palabras con papá, la rápida intervención de mamá en la evacuación de la propaganda política lanzándola al Orinoco y la ayuda oportuna de Galo Brito Rodriguez el socio de papá, evitó por lo menos la extradición a España del viejo quien se encontraba en una lista negra del régimen franquista y de una sesión de tortura en los sótanos de la DIGEPOL que fué cambiada por un régimen de presentación que duró casi dos meses.

Ese fue mi viejo, comunista y republicano hasta la muerte, humanista y maravillosa persona, hoy en un día en que comercialmente se celebra el día del padre, mi humilde homenaje a quien añoro tanto.

Manolo Silva





Érame yo muy viejo y ordinario

Érame yo muy viejo y ordinario
y, como en estos versos se comenta,
en el día de hoy cumplo noventa
y por lo tanto soy nonagenario.

Yo le pregunto a Dios: ¿Para qué tantos?
Por qué razón me puso en los noventa,
si yo estaba muy bien con mis ochenta
que, de por sí, ¡son ya unos cuantos!

¿Por qué no, de vuelta, a veintitantos, 
tiempos de los amores tras la reja?
¿Por qué no me devuelves a la vieja
y a la orilla del mundo nos sentamos?

Pues en cualquier lugar que nos veamos
no habrá dolor alguno, ni habrá queja...;
porque la ausencia cura cuando estamos
juntos los dos, hilando la madeja.

Manuel da Roura



http://farinaefarelo.blogspot.com.es/2013/04/erame-yo.html

 25 de xullo 1979
E/.-21.06.2017.15:48.-/-P/.-/-K/.- ( )/

quinta-feira, 8 de junho de 2017

O do Pastor, pesca nova a voces

Xaquín Marín   31-05-2017







1.318 millones de títulos. Es el volumen que los inversores movieron en Banco Popular en las cinco sesiones previas a su venta. La cifra supone el 31,5% del total de acciones de la entidad (4.196 millones) y dispara la media de 47,3 millones de títulos que se negociaron diariamente en los 12 meses previos.       



ESTADO BETA
¿Quién lo sabía? ¿Quién no dijo nada?
Sofía Vázquez
¿Quién lo sabía? ¿Quién no dijo nada?

08/06/2017  08:15

Esto del negocio financiero resulta muy complicado. Es difícil comprender cómo un banco con 147.114 millones de euros en activos, 10.634 empleados, 1.779 oficinas y 4 millones de clientes vale 1 euro. Ni más ni menos.

Sin embargo, esta misma entidad, que fue capaz de adquirir por 1.300 millones otra hace seis años, ayer se la intercambiaron por el precio de un cromo. Maticemos, por 1 euro menos los 7.000 millones de ampliación que hará el Banco Santander para adquirir el Popular. Pero esta cuenta seguramente quedará equilibrada con los créditos fiscales que Ana Patricia Botín y su equipo obtendrán tras adecuar el balance de un banco quebrado. Teniendo este dato en cuenta, se deduce que la compra se pagará con dinero que debería de recaudar Hacienda y ya se sabe que Hacienda somos todos. Por lo tanto, a priori, no es cierto lo que aseguró ayer el ministro de Economía, Luis de Guindos: No se han utilizado recursos públicos para acometer el rescate. Falso.

Resulta fácil deducir ahora que el sexto banco de España debía de tener un balance correoso y un agujero interminable que han provocado su expropiación y su venta por una cifra simbólica. El plan expropiatorio se ejecutó en Bruselas con nocturnidad y precedido por la fuga masiva e insostenible de depósitos durante la última semana. Por eso, las autoridades comunitarias tomaron la decisión y no les dolieron prendas cuando anunciaron que los accionistas pagarán la factura. Se ha ido por la alcantarilla el ahorro de cientos de miles de familias que pensaban que el negocio bancario nunca quebraría porque estaba regulado. ¿Regulado por quién? Se supone que por las autoridades competentes que son, desde luego, la CNMV y el Banco de España. ¿Conocían estas instituciones el problema? ¿Por qué no han advertido a los pequeños accionistas de la situación en tiempo y en forma? ¿Por qué ha llegado el banco a un extremo que obliga a dilapidar el patrimonio de simples ahorradores?

Es fácilmente previsible que el asunto de la quiebra del Popular provoque un escándalo de las mismas dimensiones -sino mayores- que el de la salida a Bolsa de Bankia. En él podrían verse involucrados gestores y grandes accionistas que se verán obligados a responder la siguiente pregunta: ¿Quién ha estado jugando en Bolsa a la caída del precio de la acción durante año y medio con el objetivo, conseguido, de ganar dinero a espuertas? En el lenguaje del pueblo llano, al resultado de este tipo de actividades -legales en algunos casos y en otros no- se le llama pelotazo. Las ejecutan aquellos que no tienen conciencia ni remordimiento de fracturar y hacer quebrar las economías familiares. Si no lo creen, pregunten en Galicia.

NEGRO SOBRE BLANCO
Conejillos de indias
Mercedes Mora

VALOR Y PRECIO
Por un triste euro
Xosé Carlos Arias

TRIBUNA
Hay que pedir luz y taquígrafos
Venancio Salines

DESDE LA CORTE
Los pobres, cómo no, pagan el rescate
Fernando Ónega
08/06/2017 08:14

Recibo una llamada de un viejo compañero de instituto que ahora reside en Madrid. Me quiere contar su experiencia de accionista del Banco Pastor, hasta ayer Banco Popular en el resto de España. Le pido permiso para grabar la conversación y, traducida al castellano, mi amigo se confiesa así:

«Hace unos años, tuve un grave problema de salud. Empecé a temer por el futuro de mi familia, porque mi mujer no encontraba empleo y mi hijo sufre una minusvalía. En aquel momento, el Banco Pastor ofrecía suscribir acciones para una ampliación de capital o algo así, creo que ya del Banco Popular. Y me convencieron: compré acciones por importe de 100.000 euros. La cotización no fue mal, pensé que había hecho una buena inversión y, pasados unos años, vendimos un pequeño piso e invertí otros 50.000 euros. La cotización siguió bien y mis acciones llegaron a valer 200.000 euros. Mi mujer me aconsejó vender, pero yo me cegué por los beneficios. Era una inversión a largo plazo, me estaba dando buena rentabilidad y era cuestión de seguir.»

Después, creo que ya en el 2016, la cotización empezó a bajar, pero en el banco me decían que era una cuestión coyuntural y que, si no necesitaba el dinero, no debía dejarme llevar por el pánico. Cuando las acciones empezaron a valer menos de lo que había invertido, me siguieron tranquilizando: seguía siendo coyuntural, lo mejor era resistir. Cuando llevaba perdido la mitad del dinero, ya no consulté: decidí esperar, porque no podía perder tanta pasta. Imagínate que al día siguiente empieza a volver a subir y me pego un tiro. La última semana fue la del pánico, llegué a pensar que a lo mejor incluso era el momento de comprar, que las acciones del Popular eran una ganga. Saracho hablaba incluso de mantener la independencia de la entidad.»

Y ya termino. Al cierre de sesión del martes, día 6, mis 150.000 euros iniciales valían 23.000. Y catorce horas más tarde valían cero euros, porque el Santander había comprado el Popular por un euro. Así me quedé sin los ahorros de mi vida. Los usaron para financiar la compra por otro banco. Me los quitaron primero por mala gestión. Después, sin mi permiso, para financiar nada menos que al Banco de Santander. Un robo legalizado por el Banco Central Europeo. Y todo para que ahora saquen pecho De Guindos y Ana Botín y digan que no se gastó dinero público. Sí, señores, ni un euro público. Solo el de unos accionistas atracados que pagamos los desastres de otros. Y los directivos del equipo anterior, disfrutando de sus millonarias indemnizaciones. Saracho se llevará otra millonada. Me cisco en la banca, en sus métodos y en quien metió su mano en mi diezmado capital».

Eso dijo mi antiguo compañero. Yo solo pongo la transcripción.

LA QUILLA
Mentiras varias y un funeral
Fernando Salgado
08/06/2017 05:00

Varias lecciones extraídas del desplome del Banco Popular. Era mentira que España contaba con «el sistema financiero más sólido del mundo desarrollado», como afirmaba Zapatero todavía en febrero del 2010. Es mentira que la banca española esté «estupendamente», como se empeña en decir Rajoy desde octubre del 2014.

Era mentira que las cajas de ahorros, y las injerencias políticas en su gobierno, fuesen la única bomba-lapa colocada en los bajos del sistema financiero. Esa falsedad -«no hay crisis de bancos, sino crisis de cajas», dijo la AEB en su día- sirvió a los gobiernos del PSOE y del PP como pretexto para volar un modelo que durante décadas mostró eficiencia y rentabilidad. Y que además -ojo al dato- pisaba muchos callos y cuotas de mercado a la banca privada. Es mentira que la pésima gestión del riesgo crediticio, el empacho de cemento y el abuso de operaciones especulativas de alto riesgo fuesen prerrogativas exclusivas de las cajas.

Era mentira la solvencia que a los bancos les atribuían los test de estrés. Por ejemplo, para determinar su nivel de capitalización se incluyen los créditos fiscales: impuestos que deberían pagar y el Estado les condona. Es mentira que la concentración y el tamaño garantizan mejor gestión y mayor eficiencia. Lo que sí está probado es que, a la par que la dimensión, aumenta el riesgo sistémico: la posibilidad de que una sola entidad haga saltar por los aires la economía. Y también que en cada fusión gana poder de mercado la entidad resultante y lo pierde el consumidor -familias y empresas- de servicios financieros.

Era mentira que, como dijeron Zapatero, Rajoy y De Guindos consecutivamente, el rescate del sistema financiero no iba a costar un céntimo al contribuyente. Lo aclara el Tribunal de Cuentas. Entre los años 2009 y 2015, el Estado movilizó más de 122.000 millones de euros para socorrer a la banca. De ese dinero comprometido ya hemos gastado los contribuyentes -o adeudamos- más de la mitad: 60.718 millones exactamente.

Ahora nos dice otra vez De Guindos, y lo repite como un eco Ana Botín, que la integración del Banco Popular en el Grupo Santander «tiene cero coste para el contribuyente». ¿Será también mentira? Para Galicia, sin lugar a dudas: acaba de extenderse el certificado de defunción del Banco Pastor. La Fundación Barrié de la Maza poseía entre el 1 % y el 2 % de las acciones del Popular -el 7,8 % hace solo cinco años-, adquiridas ayer por el Santander por uno o dos céntimos. RIP. Se desploma el último bastión de la banca gallega, dos siglos largos de funcionamiento como motor y lubricante de nuestra economía, una entidad emblemática que históricamente canalizó el ahorro hacia la industrialización de Galicia.


¿Cuánto perdimos ayer los gallegos? ¿Nada se podía hacer para segregar del paquete la parte gallega y otorgarle un tratamiento diferenciado? ¿Dónde estaba y qué decía nuestro Gobierno autonómico durante la agonía? ¿Por qué no alzó la voz, aunque solo fuera para asistir ahora, sin sentimiento de culpa, al funeral?

A TORRE VIXÍA
Elogio a Rajoy «in tempore belli»
Xosé Luís Barreiro Rivas
08/06/2017 05:00

La política española -si por tal entendemos la actividad compulsiva desplegada por los partidos políticos- solo es, a día de hoy, una guerra de desgaste. Ningún debate es constructivo. En ninguna agenda figuran -destacados- los grandes problemas estructurales ni las pocas reformas que se pueden consensuar. El único target de las multiformes oposiciones es el desgaste del Gobierno, aunque para ello tengan que magnificar las chorraditas y simplezas que convierten la información política en puro chismorreo. Y casi podría decirse que las únicas cosas que funcionan bien son la economía y los servicios esenciales, que nos permiten soportar esta borrachera de estupidez y este lujoso sainete político que solo un país boyante, con fuertes inercias institucionales, se pueden permitir.

En una posición intermedia se sitúan algunos sectores profesionales y sociales que, sin ser propiamente políticos, tienen gran importancia para la política, y que, sin ser responsables del desgaste, se ven obligados a actuar -como colaboradores, víctimas, mediadores o rapiñadores- para sobrevivir, o para forrarse, dentro del conflicto. En esa categoría están muchos intelectuales, líderes sociales, organizaciones profesionales o cívicas y diversos actores económicos que tratan de arrimar el calor de la indignación a su sardina, y que no quieren plantearse la vuelta a un estado de orden que rebaje el nivel de riesgo, de destrucción o de división social en el que estamos chapoteando.

Y finalmente están los que, a modo de vigilantes y árbitros del conflicto -el aparato judicial y todas las formas de aprovechar la Justicia para calmar o alborotar el gallinero-, ya han tomado partido a favor de una de las posibles interpretaciones del caos, y, además de invalidarse como árbitros, tratan de aprovechar su poder coyuntural para resolver pleitos personales.

En medio de tan confusa algarabía, solo hay un actor que parece priorizar su papel institucional y sus obligaciones sobre la guerra de desgaste, y que intenta mantener un orden jurídico, económico, social y político que evite el colapso. Este actor, que no está libre de errores e indecisiones, que habita un partido diezmado por la corrupción y la vergüenza, que no siempre alcanza el estándar básico de simpatía, y que tiene fuertes carencias en la retórica, la creatividad y la comunicación política, se llama Mariano Rajoy. Y solo a él le cabe el mérito de no haberse perdido ni desmoronado en el barullo, y de mantener los mínimos institucionales y sistémicos que se pueden salvar en la trifulca. Por eso merece ser elogiado como un político providencialmente templado y estable. Y por eso me atrevo a aventurar que, cualquiera que sea el desenlace de esta tragicomedia, la historia le va a ser más leve y agradable de lo que podemos imaginar en este tiempo de guerra.

http://www.carrabouxo.es/wp-content/uploads/2017/06/carra6-6-17.gif

EL DERBI
Galicia debe honrar a su héroe
Fernando Hidalgo

Fuentes cercanas a la familia sospechan que a Ignacio lo mató «el fuego amigo»

El fiscal general del Estado ve «la necesidad» de cambiar el modelo procesal para que los fiscales instruyan las causas

E/.08.06.2017.19:07.-/-P/.-/-K/.- ( )/